Las especias y las hierbas son productos naturales que han sido cultivados y recolectados por el hombre. Una de nuestras competencias clave es encontrar la más alta calidad y asegurarla para usted. Gracias a la colaboración directa con los productores y los procesadores, garantizamos estándares estrictos ya desde el origen. De este modo se reducen las impurezas y el riesgo de formación de moho y hongos, y se mejora en general el estado microbiológico. Además, gracias a los planes de pruebas para cada una de nuestras materias primas naturales, se minimizan los riesgos específicos del producto.

Pruebas de materias primas

Todas nuestras mercancías crudas como las especias, hierbas, verduras y aditivos se someten sin excepción a un control y una evaluación de la calidad en el momento del suministro. Después de realizar pruebas sistemáticas, en el marco de numerosas pruebas químicas, físicas y microbiológicas de entrada de mercancías se garantiza que haya ingredientes que determinan el valor en las correspondientes cantidades y que en nuestro proceso de producción no se hayan introducido materias primas de menor calidad o inapropiadas.
El alcance de nuestros exámenes depende del tipo y de la procedencia de la correspondiente materia prima y su clasificación interna de riesgo, y también de las medidas de comprobación y de control previo del proveedor. Cada una de nuestras materias primas tiene de este modo su propio plan de pruebas en nuestro sistema de procesamiento de datos de laboratorio.
Comprobamos si las mercancías compradas en todo el mundo cumplen nuestros elevados requisitos y su precio es el apropiado. Del mismo modo, analizamos los ingredientes naturales que determinan el valor de nuestras materias primas, por ejemplo,
 
  • componentes aromáticos ("aceites esenciales")
  • picantes ("piperina" en el caso de la pimienta)
  • parámetros de calidad generales
  • características higiénicas
  • humedad remanente (información sobre la capacidad de almacenamiento y la caducidad)
Característica higiénica y pureza, así como los ingredientes que determinan el valor, son los requisitos indispensables para la calidad de los productos WIBERG. Por lo tanto, muchas materias primas deben pasar hasta 20 pruebas diferentes hasta que se autorizan para la producción y puedan entrar en el circuito del proceso de elaboración.