En WIBERG valoramos enormemente una gestión de alérgenos exhaustiva y consecuente para evitar la contaminación cruzada. El empleo de acero inoxidable en todas las superficies que están en contacto con el producto en la totalidad de la zona de producción reduce el riesgo de contaminación drásticamente y permite una limpieza húmeda exhaustiva.

Las propiedades alérgenas de todas las materias primas se registran en nuestra base de datos de materias primas y se transfieren a las recetas y los productos acabados con un control sistemático. Esta clasificación se tiene en cuenta automáticamente en el orden y la limpieza planeados.